El cine en rosa » 2016 » octubre » 05

Por M. LAURA GUTIÉRREZ

Archivo para 5 de octubre de 2016

5 de octubre de 2016

El lado más salvaje de los actores

Violentos e inestables, los actores más populares demuestran tener un lado oscuro y perverso que les lleva a agredir a sus familias, la prensa o sus compañeros de reparto. ¿Cuestión de mal humor o problemas de agresividad? Sigue leyendo y descubre qué actores son víctimas de la ira.

CHARLIE-SHEEN-CINE-EN-ROSA

Charlie Sheen, antiguo protagonista de “Dos hombres y medio”, ha demostrado ser muy poco hombre en aquellas situaciones en las que éste ha decidido hacer uso de la violencia verbal o física como mejor modo de expresión. Entre los ejemplos más ilustres (y moderados) se encuentran los descalificativos vertidos a jueces (“descerebrado de m*****”), ex parejas (“desecho humano”) y jefes (“pedazo de estiércol”). Todos ellos delitos menores en comparación con las graves acusaciones de agresión que diferentes prostitutas y ex mujeres han interpuesto en contra del descocado artista.

¿Lo irónico del asunto? Antes de ser despedido por su actitud violenta, Charlie protagonizaba “Anger management”, ficción sobre el control de la ira.

Otro caso de actitud poco heroica es la de Christian Bale. El caballero oscuro de Gotham ha demostrado poseer, en efecto, un lado oscuro y poco caballeroso con extraños y conocidos. Y si bien es conocido por todos el ataque violento que Bale emprendió contra un operario del set de “Terminator 4”, o sus muestras de ira y mal humor durante el rodaje de “El maquinista”, familiares y actores afirman que siempre que el actor se somete a estrictos cambios de peso, éste se vuelve insoportable.

¿Las más lamentables consecuencias? La denuncia por agresión interpuesta por la madre y hermano del actor, víctimas de su agresividad.

Y, ¿cómo olvidar a Russel Crowe y su célebre telefonazo al empleado de un hotel? El actor fetiche de Ridley Scott, y eterno Gladiator para muchos, emprendió lo que podría ser calificado como un acto de comunicación 4G. Es decir, que ante la imposibilidad de usar el teléfono del hotel en el que se alojaba, decidió usar dicho elemento para agredir hasta con 4 “G”olpes la cabeza del recepcionista.

¿La verdadera razón de todo? La incompatibilidad de Russel con cualquier medio de comunicación, pues son muchos los periodistas y fotógrafos que afirman haber sufrido la ira de Crowe.

Aunque quizá el artista que se lleve la palma sea Sean Penn, quien literalmente llegó a disparar a los medios gráficos que decidieron acompañarle en el día de su boda con Madonna sobrevolando en helicóptero el evento.

¿Lo que dice Sean? Aunque tuvieron que pasar años para que el actor aceptara su problema de ira, e incluso acudiera a terapia, finalmente Penn afirma haberse curado.

Así pues, Charlie Sheen, Christian Bale, y Russel Crowe, sean como Sean, y afronten sus problemas de ira. 

Y tú, ¿consideras que tienes problemas para mantener la calma? ¿Qué te saca de tus casillas?

María Laura Gutiérrez Jiménez

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

Por M. LAURA GUTIÉRREZ

css.php