El cine en rosa » Las mejores madres de película

Por M. LAURA GUTIÉRREZ
29 de abril de 2016

Las mejores madres de película

Sin excusas este fin de semana todas las madres deberían recibir un regalo. Porque ellas son, sin duda, las encargadas de romper esquemas en la gran pantalla. Y es que el cine lleva tiempo idealizando a distintos modelos maternales. Pero hoy quiero rendir mi particular homenaje a aquellas películas que demuestran que hay muchas y variadas maneras de ejercer la maternidad. Por ejemplo, en la distancia.

Bette Davis y Glenn Ford, espectaculares a las órdenes de Frank Capra

Y es que en la distancia se establece la relación entre madre e hija en “Un gángster para un milagro”, consecuencia que inevitablemente acaba derivando en un sinfín de sketches tan delirantes como emotivos, y que sirven para mostrarnos a una de las madres más sacrificadas del séptimo arte, la interpretada por la soberbia Bette Davis.

Kathleen Turner nunca lució tan letal como en “Los asesinatos de mamá”

Porque cuando de complacer a una hija se trata no hay límite para una madre. O que se lo digan a Kuthleen Turner en “Los asesinatos de mamá”, un filme con cierto humor negro donde una –en apariencia– corriente ama de casa decide que no hay delito más legítimo que el cometido para proteger a su familia. Por eso, no se tomen demasiado en serio la película, y lejos de verla como un ejemplo a seguir, disfruten de una de las madres más políticamente incorrectas de todos los tiempos.

Russell y Hawn, pareja fuera y dentro de la gran pantalla

Otro tipo de madres son las “mamás a la fuerza”, como Goldie Hawn, que en “Un mar de líos” se ve rodeada de cuatro pequeños trastos y un marido con tendencia al machismo que, aprovechando la amnesia de ésta, aseguran que ella es su madre, esposa y asistenta a tiempo completo, respectivamente. El resultado: un sinfín de buenos momentos con el encanto de las antiguas comedias hollywoodienses.

Bonnie Hunt y su familia al completo

También es importante aclarar que madre no hay más que una, ¡pero hijos puede haber hasta doce! Y si no que se lo digan a Bonnie Hunt en “Doce fuera de casa”, donde la paciente progenitora se encontrará con la tarea de controlar a una docena de hijos a la vez que educa a su infantil y competitivo marido.

Y ya, en otra categoría de madres, nos encontramos a madres que, como Diane Keaton en “Porque lo digo yo”, aquellas que parecen dispuestas a controlar todo y a todos.

diane keaton Y otras, que como Jamie Lee Curtis en “Ponte en mi lugar”, optan por ponerse en la piel de sus hijas para poder entenderlas.

ponte en mi lugar

Y, por supuesto, no quiero dejar de mencionar a Uma Thurman en la brillante “Kill Bill”,  quien nos regala a una madre movida por la rabia, el dolor y el deseo de vengar a su hija.

El genio hiperactivo de Hollywood, Quentin Tarantino, y Uma Thurman en pleno rodaje de “Kill Bill”

Aunque, entre tú y yo, sólo hay una madre digna de mención, la de cada uno. Porque una madre marca para toda la vida, y si no, que se lo digan a Norman Bates. ¡Felicidades, mamá!

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Sin categoría

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


+ uno = 10

Trackback this post  |  Siga los comentarios en RSS

Por M. LAURA GUTIÉRREZ

css.php