El cine en rosa » 2013 » junio

Por M. LAURA GUTIÉRREZ

Archivo para junio de 2013

28 de junio de 2013

Sexo en New York o Quiero ser Carrie

sex and the city el cine en rosa (5)

¡Se cumplen 15 años de “Sexo en New York”! y, como mujer que soy, ¡lo celebro! De hecho, ¡te invito a que tú también lo hagas!

Así pues, no dejes que ningún sujeto del género masculino te amargue la fiesta con gastados prejuicios sobre lo cursi o feminista que es “Sexo en New York”. Porque… sencillamente, ellos nunca lo entenderán. Para disfrutar de la serie hay que ser tan atrevida como Samantha,  tan romántica como Charlotte, y tan fuerte e independiente como Miranda. Pero, ante todo, hay que ser tan alegre, soñadora, optimista y fabulosa como Carrie, la indiscutible protagonista de la serie. Así, pues, ¿eres lo suficientemente valiente como para sentirte una mujer  libre de prejuicios y complejos ? Si la respuesta es afirmativa: Descálzate, sírvete un Cosmopolitan , encarga una de esas cajas de galletas con glaseado rosa tan buenas, y llama a tus amigas, porque esta es una fiesta sólo para chicas.

sex and the city el cine en rosa (6)

En una serie marcadamente machista (sí, lo es), destaca sobremanera el carácter fuerte y marcado de sus cuatro protagonistas: Carrie, Sam, Miranda, y, en menor medida, Charlotte. Y es que, si bien las cuatro divas de la ciudad de los rascacielos,  acostumbran a caer en la siempre sutil trampa que el mundo masculino ha tejido a su alrededor (renuncia al romanticismo, sexo sin compromiso, idealización de la figura y aspecto femenino), son éstas las que siempre acaban enredando (y a veces devorando) a los hombres en la aparentemente frágil y traslúcida telaraña de emociones y sentimientos que envuelven a Carrie y cía.

sex and the city el cine en rosa (3)Ellas son, además, las grandes amigas que toda mujer querría tener, icono y símbolo de la rebeldía que supone ser una mujer de más de treinta años sin un aparente compromiso sentimental. Porque, ¿qué duda cabe de que “Sexo en New York” nació como un mero objeto complaciente para mujeres de “carácter independiente”? Y es que “Sexo en New York” es una serie sobre mujeres que, desacomplejadamente, deciden actuar como hombres.

Y hablando de comportarse, tú ¿cómo eres?

¿Eres una romántica empedernida como Charlotte? ¿Sientes, como Samantha, que no hay un hombre en el mundo capaz de satisfacer toda tu pasión? ¿Te bastas y sobras tú sola para encontrar la felicidad, aunque, como Miranda, reconoces que a veces te sentirías perdida sin tu pareja? ¿Eres como Carrie, una soñadora incansable capaz de dejar tu vida atrás y viajar hasta París sólo por amor?

Yo, lo reconozco, no sé si soy o no como Carrie, pero me gustaría serlo. Y si bien es cierto que Carrie inspira a miles de mujeres de New York, a mí me bastaría con saber que con “Cine en rosa”, al menos alegro el día (o hago reír, o entretengo) a alguien en España. Y si ya, de paso, cumplo mi sueño de que, como a Carrie, me publiquen mi libro sobre “el amor”, me daría por satisfecha. Bueno, con eso y con una colección de zapatos tan impresionante como la de Carrie  🙂 ¡Arriba las sandalias con pedrería!

 

María Laura Gutiérrez Jiménez

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


13 comentarios

26 de junio de 2013

Mentirosos compulsivos

Clooney el cine en rosa (1)

“Dime la verdad hasta que pueda soportarla”. ¿La cita? Mía. Y el tema a tratar hoy, el engaño. Por qué será que, por alguna razón, siempre acabamos mintiendo. De hecho, tan acostumbrados estamos a mentir que lo realmente humillante no es reconocer ser un mentiroso, sino que otros te reconozcan como tal.

En pro de la vanidad, de la manipulación, de lo inexcusable, o de la evasión fiscal, George Clooney, Jennifer Lopez, Eddie Murphy y otros profesionales de la mentira, han sido victimas y/o verdugos de las más inverosímiles descripciones de la realidad. O lo que es lo mismo, todos han optado por recurrir a la mentira a la hora justificar sus a menudo inexplicables actos. 

En primer lugar cabe señalar la mentira hecha por mera diversión o en pro del orgullo propio. Y es aquí donde encontramos a George Clooney, quien afirmó haber estado con más de mil mujeres en un año. ¿Alguien se lo cree? Si Georgie no miente, significa que Clooney estuvo con tres mujeres distintas cada día a lo largo de 52 semanas. ¿Es eso posible? Y si es cierto, ¿significa eso que no hay fémina en el mundo que soporte al actor durante un día entero?

murphy shrek el cine en rosa (2)

En segundo lugar quiero mencionar el engaño realizado en pro de la manipulación. El estilista de Jennifer Lopez no se sonroja al reconocer que, cuando quiere que la diva latina luzca alguna prenda elegida por él, siempre recurre a la misma mentira: “Jennifer, si vas a elegir el vestido que tú quieres y no el que yo te ofrezco, has de saber que te hace el trasero más grande”. El método, según afirma, es infalible para reducir la voluntad de la actriz, y, según cree ella, reducir su “traserín”.

Por otro lado tenemos el engaño en pro de lo difícilmente explicable. ¿El ejemplo? Eddie Murphy VS la policía de Los Angeles, dos historias y una única realidad posible. ¿Quién miente? Eddie afirma que intentó ayudar a una pobre autoestopista a llegar a su destino, no sólo ofreciéndole subir en su coche, sino también regalándole unos dólares para comida. ¿Acaso no se puede afirmar que, en efecto, Murphy es “El chico de oro”?

El único problema, pues, es que la mencionada damisela en apuros cuenta otra versión de los hechos, una en la que la autoestopista no es una fémina, sino un hombre vestido de mujer al que Eddie ofrece dinero a cambio de sexo.  Todo ello, una mentira creada para menospreciar la figura de Murphy, según el propio actor. Pero, Eddie, ¿también miente la policía? Los agentes de la Ley que arrestaron a Murphy sostienen que el actor y la “damisela” estaban manteniendo relaciones sexuales en plena calle.

clooney el cine en rosa

¡Pobre, Murphy! ¿Cómo iba a sospechar él que todo era una conspiración para dejarle en evidencia? Ay, menos mal que en “Shrek” a Murphy le toca ponerle voz al asno y no a Pinocho, sino ¡quién sabe hasta donde le podría llegar la nariz!

Otro que tampoco tiene límites a la hora de reinventar la realidad es Pedro Almodóvar, que hace unos días justificaba que (casi) nadie hubiera visto su última película por culpa del I.V.A. O sea, que en opinión del manchego, ¿el I.V.A. hace  que los espectadores elijan otras películas mejores que la suya? Ah, ya entiendo, querrá decir que el Interés en Ver Arte o algo interesante hace que los espectadores no vayan a ver sus películas. Comparto opinión con el director.

Y a ti, ¿con qué mentiras te han pillado?

 

María Laura Gutiérrez Jiménez

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


6 comentarios

21 de junio de 2013

Famosos, víctimas de timos

johnny depp el cine en rosa

Ricos, famosos, mundialmente conocidos y… ¡timados! ¡Cuidado, Hollywood, llegan los timadores! Ya sea por codicia o generosidad, los actores más populares han sido víctimas de fraudes y timos. Sigue leyendo y descubre qué famosos de Hollywood han sido timados y/o engañados.

Johnny Depp perdió gran parte de su dinero a manos de un falso broker. El actor, y otros tantos incautos del celuloide, descubrieron (¡por medio de los periódicos!) que el hombre al que confiaban parte de su fortuna había desaparecido del país, ¡dejándoles sin un centavo!

Otro actor que decidió jugarse su dinero es Hugh Grant, quien descubrió que, tras pagar miles de cientos de libras por un cuadro, era el orgulloso propietario de una imitación. ¿Qué hizo el actor? Intentar venderlo en una subasta antes de que la noticia saltase a los medios y la pintura se devaluase. ¡Siempre tan pillín, Hugh!

hugh-grant-y-sarah-jessica-parker el cine en rosa

Y por último nos encontramos a George Clooney, que tras enterarse de que una niña deseaba poder conocerlo antes de morir, hizo todo lo posible por encontrarse con la pequeña (súper tierno, ¿no te parece?).

¿El problema? Clooney se encontró con que, tras varias conversaciones por teléfono con la chica, peluches y otros regalos enviados a la mencionada fan, conocerla iba a ser del todo imposible, pues ¡no existía! Al final Georgie descubrió que todo había sido una artimaña de una fanática para llegar a él. Es decir, que una mujer se inventó tener una hija a punto de morir, y cuyo ídolo era George, para poder acceder al actor. ¡Locura total! ¿Sería esta mujer una obsesa de Clooney, actuaría bajo los efectos de una sobredosis de cafeína, o simplemente culpaba al actor de la imposibilidad de usar sus cápsulas cafeteras en otras máquinas de café? Sea como fuera, ¡cuidado, actores y otros residentes de Hollywood, nadie escapa a un mentiroso!

Y tú, querida amiga, también atenta. Porque en España también se han dado casos de estafas entre los no famosos. ¿Un ejemplo? Yo, que tras visitar a cinco dentistas, tengo cinco diagnósticos completamente distintos y contradictorios entre sí. Y digo yo, ¿por qué ese ánimo por timar al prójimo?

Ya lo ves, actores o no, todos somos presa de los timadores. Y a ti, ¿te han engañado alguna vez? ¿Qué timos a famosos recuerdas? Yo me quedo con Homer Simpson y su estafa telefónica de ofrecer felicidad a un dólar.

 

María Laura Gutiérrez Jiménez

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


5 comentarios

Posts Anteriores

Por M. LAURA GUTIÉRREZ

css.php