El cine en rosa » 2012 » noviembre » 02

Por M. LAURA GUTIÉRREZ

Archivo para 2 de noviembre de 2012

2 de noviembre de 2012

Orejas de soplillo, labios extra grandes y hasta una nariz torcida

Créeme, lo he comprobado y es cierto: en China aumenta el número de operaciones de estética para conseguir empleo. Sí, como lo oyes (o más bien, como lo lees), la gente decide modificar su rostro a fin de hacerse con unos cánones de belleza estandarizados que le sirvan para hacerse con un puesto de trabajo. ¿No es escalofriante e inquietante? Así pues, la pregunta es: ¿Por qué existe una obsesión por parecernos todos a todos, si son las diferencias las que nos hacen especiales? Y para demostrar dicha teoría traigo tres gloriosos ejemplos de que la imperfección es símbolo de distinción.

¿Qué sería de Clark Gable sin sus grandes y abiertas orejas? Puede afirmarse que su rostro perdería cierta picaresca e ironía sin tan singulares adornos auditivos. Y, ¿quién sabe? Puede que cuando su adorada Scarlata O´Hara le gritará aquello de “Rhett , si te vas, ¿a dónde iré?, ¿qué podré hacer?”, el actor  hubiera cambiado el “francamente, querida, me importa un bledo” por un “francamente, querida, me temo que no te he oído”.

Otro ejemplo de que en la grandeza se encuentra la belleza es Angelina Jolie. Y es que no hay labios más hermosos en el séptimo arte que los que posee la bella actriz. Todo ello pese a que su tamaño resulta claramente excesivo, y que podría llegar a acomplejar a cualquier otra persona.

Aunque mucho más excesiva es la nariz de un cómico querido por todos, Owen Wilson. El simpático actor posee una de las narices más peculiares de todo el firmamento hollywoodiense, y eso es algo que no sólo le diferencia del resto de cientos de miles de actores rubios del cine, sino que le da cierto look  jovial, divertido y (dicho desde el cariño) muy payaso.

Así que, ¿por qué cambiar?

María Laura Gutiérrez Jiménez

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


11 comentarios

Por M. LAURA GUTIÉRREZ

css.php